MIRE EL ESPEJO

– Usted es el primero que la abre.

– ¿En serio? -pregunté, incrédulo.

– Por supuesto -aseguró-, es el primero. No bromeo.

Mientras hablaba, se paseaba justo por el borde de la caja abierta. Iba y venía por el filo como un funámbulo por la cuerda y mantenía, al mismo tiempo, sus ojos fríos y brillantes clavados en mi, relamiendo su recién estrenada libertad y pavoneándose de un equilibrio que parecía imposible.

– Y al final -susurré-… estás vivo.

Pero al oír estas palabras se detuvo en seco. Me miró fijamente. Su expresión cambió. Su mirada brilló, su sonrisa se hizo más sibilina.

– ¿Quién le ha dicho que estoy vivo? -preguntó.

– Es evidente -respondí.

– ¿Usted cree? -preguntó el felino-. Mire el espejo.

Mire el espejo. Fuente: Seokmin Ko, The Square 9, http://www.seokminko.com/#!the-square/cjfy
Mire el espejo. Fuente: Seokmin Ko, The Square 9, http://www.seokminko.com/#!the-square/cjfy

 

Anuncios

One thought on “MIRE EL ESPEJO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s