CUANDO TODO TENGA NOMBRE

Sin saber por qué, le di un puñetazo. Luego huí a través del bosque. Llevo días viviendo lejos del grupo. Les echo de menos. Pero no puedo soportar que las cosas no tengan nombre. Sobre todo si me miran desde el agua, fijamente. Tengo la impresión de que me retan. Por las noches, cuando apago el fuego, contemplo el firmamento. Y ahí está: blanca, brillante, desafiante, se cierra y se abre en un guiño que dura semanas. Tenemos que ponerle nombre. Mañana regresaré. Contemplaremos su reflejo en el agua. Me contendré. No nos levantaremos hasta que tenga nombre. Cuando todo tenga nombre, ya no serán necesarios los puñetazos.

Tengo la impresión de que me retan. Fuente: http://vintagestudio.com.hk/wp-content/uploads/2014/04/ansel-adams-moon-and-half-dome.jpg
Tengo la impresión de que me retan. Fuente: Ansel Adams, autor. http://vintagestudio.com.hk/wp-content/uploads/2014/04/ansel-adams-moon-and-half-dome.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s